Para ayudar el blog sobre la vocación religiosa:

A las mujeres que desean hacer preguntas sobre la vocación religiosa, consejos de escribr a las "Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará":  nov.sanjose@servidoras.org  Las Servidoras están presentes en varios países de lengua española: Argentina, España, México, Chile, Ecuador, Perù y Paraguay.

A los hombres sugiero de escribir a el Instituto del Verbo Encarnado: sem.sanrafael@ive.org

Para escribir a el autor del blog: cordialiter@gmail.com  Yo soy un fiele laico, no soy un miembro de una orden religiosa. Soy italiano y no hablo bien el español.

lunes, 27 de marzo de 2017

Apostolado en todos los frentes

En la Iglesia existen varias órdenes religiosas, cada una de las cuales desarrolla una determinada misión apostólica. Sin embargo, las “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará” están comprometidas con todas las formas de apostolado. En primer lugar, su orden tiene tanto una rama de vida activa como una de vida contemplativa. Además, las hermanas de vida activa combaten la buena batalla de la fe en todos los frentes: del apostolado con los jóvenes hasta el con los mayores; de la caridad hacia los pobres hasta el apostolado en la cultura; desde las misiones en varios países hasta el apostolado en las parroquias.

Se ocupan de guarderías, escuelas, actividad editorial, ejercicios espirituales, campos de veranos, asistencia a los discapacitados, apostolado vocacional, ayuda material a los hambrientos, etc. En definitiva, allí donde hay necesidad de evangelizar, las Servidoras están presentes con su celo apostólico. No obstante sean ya bendecidas con muchas vocaciones, deseo ardientemente que el Señor conceda aún más abundantes vocaciones a esta joven orden religiosa que con fervor intenta expandir por todos los continentes el Cuerpo Místico de Cristo. ¡Hacen falta con urgencia tantas almas consagradas abrasadas de celo apostólico!

Por mi parte, aunque sea un simple creyente laico, intento difundir a través de internet su apostolado con la esperanza de que alguna chica pueda tomar en seria consideración la posibilidad de hacer una experiencia vocacional en esta congregación, para ver con sus propios ojos cómo se vive en una orden religiosa fervorosa y celosa de la salvación de las almas y la mayor gloria de Dios. Yo me limito a facilitar un mayor acercamiento a las Servidoras, luego es cometido del Espíritu Santo atraer hacia la vida religiosa unos corazones gentiles y enamorados del Divino Redentor.