Para ayudar el blog sobre la vocación religiosa:

A las mujeres que desean hacer preguntas sobre la vocación religiosa, consejos de escribr a las "Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará":  nov.sanjose@servidoras.org  Las Servidoras están presentes en varios países de lengua española: Argentina, España, México, Chile, Ecuador, Perù y Paraguay.

A los hombres sugiero de escribir a el Instituto del Verbo Encarnado: sem.sanrafael@ive.org

Para escribir a el autor del blog: cordialiter@gmail.com  Yo soy un fiele laico, no soy un miembro de una orden religiosa. Soy italiano y no hablo bien el español.

jueves, 23 de marzo de 2017

Enamorada de Jesús


Publico una carta que me escribió una mujer.



Estimado Hermano en Cristo,
Te escribe un alma perdidamente enamorada de Jesús, un alma que quiere morir porque arde en/por un amor que no he comprendido como vivir en mi realidad. Un alma que hace 2 años ha sido flechada en amor por el Señor. Cuánto lloré, cuánto sigo llorando cada día porque esta alma se quiere entregar de rodillas a los pies de la cruz, día y noche, y no puede, y llora de continuo y parece consumir este corazón enamorado, consumirlo 


[...] tengo 39 años y me es difícil mantener los pies en la tierra. No comprendo, ni pretendo comprender lo que está pasando. Solamente le pido al amor de mi alma me enseñe cómo debo amarle, qué espera de mí, y sino que se lleve este corazón herido, porque cómo dice San Juan.."viniste a salvarme y me heriste". Esta alma sólo ansía estar todo el tiempo con el Señor, no se sacia con nada, nunca, lo busca en todo, todo el tiempo. Señor [...] deseo ser solo Tuya y ya no se puede y mi corazón quiere morir por amor, en Tu amor. Perdóname, Señor, si me atreví decirlo. Es esta alma loca de amor por Tí, dispuesta a dejarlo todo, todo, todo por Tí, que ansía morir porque no puede estar contigo todo el tiempo, contemplándote, de rodillas, a tus pies, llorando por todos los pecados, esperando que con ello estas lágrimas puedan tener algún sentido. [...] Señor, estoy perdidamente enamorada de Tí. Eres el Todopoderoso, lo sé, eres bueno y justo, y mi sueño en el que me dices: déjalo todo y ven conmigo, no puede ser, porque es otra realidad que no va (ahora) conmigo. Señor, perdóname por estas palabras, Te amo con todo mi ser que solo a Tí, Señor, anhela pertenecer. Llevame contigo, perdoname Señor, si en mi realidad mi alma parece entristecer, día con día, porque no sabe con este amor qué hacer. Sé que quien confía no pierde la esperanza, dame por favor la fortaleza para comprender Tu voluntad, calma estas llamas que me queman por dentro, regálame la paz con la Verdad, y sino, Señor, llévame pronto Contigo, sólo ansío llorar por amor a los pies de Tu cruz. En mi realidad no veo la luz, más que la que ilumina mi corazón cuando puedo estar en soledad hablándote, rezando, cantando para Tí, estando sólo para Tí. Perdóname, Señor [...] no soy nadie, más que un alma perdidamente enamorada de Tí.



(Carta firmada)