Para ayudar el blog sobre la vocación religiosa:

A las mujeres que desean hacer preguntas sobre la vocación religiosa, consejos de escribr a las "Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará":  nov.sanjose@servidoras.org  Las Servidoras están presentes en varios países de lengua española: Argentina, España, México, Chile, Ecuador, Perù y Paraguay.

A los hombres sugiero de escribir a el Instituto del Verbo Encarnado: sem.sanrafael@ive.org

Para escribir a el autor del blog: cordialiter@gmail.com  Yo soy un fiele laico, no soy un miembro de una orden religiosa. Soy italiano y no hablo bien el español.

sábado, 1 de julio de 2017

Respuesta a una lectora

Querido Cordialiter,
                                     He descubierto tu blog hace algunos meses, y leo casi cada día lo que escribes. Hay necesidad de este tipo se sitio, porque la gente no encuentra en otros sitios tantas testimonios sobre la búsqueda de la verdadera vocación. Hay tantos que hablan de la vocación, tantos testimonios de sacerdotes y hermanas, pero ninguno habla de las preguntas, de la fatica para descubrirse a sí mismos, de las dificultades que se pueden encontrar en estos caminos de discernimiento espiritual.  Pero lo que no me gusta es que no has escrito nada de ti. [...] Escribe algo de ti, la historia de tu vida. […] ¿Quién eres tu, Cordialiter?

Si encuentras errores de gramática, los puedes corregir. Soy extranjera y aun no he aprendido a escribir correctamente.

Te auguro paz y bien!
(carta firmata)

Queridísima hermana en Cristo,
                                                     Ya he dicho en pasado que no soy sacerdote ni hermano; soy un simple fiel laico muy devoto de San Alfonso María de Ligorio. Soy un joven que ama la Iglesia Católica que es el Cuerpo Místico de Cristo. Quisiera que nuestra Religión sea propagada y observada en todas partes, pero sufro al constatar la gran crisis que ha golpeado a la Iglesia a raíz de los errores difundidos de los teólogos modernistas. San Pio X en la memorable Encíclica “Pascendi Dominici gregis”, dijo que no están lejos de la verdad aquellos que sostienen que los modernistas son los peores enemigos de la Iglesia, porque estos difunden sus errores al interno de la misma. Además dijo que lamentablemente entre los modernistas se encuentran no pocos sacerdotes. 

¿Cuál es el objetivo principal de este blog? Es el de dar, a las personas que están haciendo su discernimiento vocacional, buenos consejos que las ayuden a abrazar el estado de vida al cual las llama el Señor. Las cosas que escribo, en la mayoría de los casos los he tomado de autores doctos como San Alfonso Maria de Ligorio, San Francisco de Sales, el Venerable Don Giuseppe Frassinetti, el Cardenal Giuseppe Siri, Don Dolindo Ruotolo, Don Giuseppe Tomaselli, Padre Adolfo Tanquerey y atntos otros escritores de segura fe. Otro objetivo importante que me he propuesto es el de “publicar ” las Congregaciones religiosas que viven de manera fervorosa la vida religiosa. Como probablemente te habrás dado cuenta, muchas congregaciones religiosas no viven más como sus santos Fundadores, sino de manera relajada y secularizada. Estos religiosos causan muchas dificultades a las almas porque con sus estilo de vida disipado producen en la gente un disgusto por la Religion. Yo, por ejemplo, descubrí que en un convento habían un par de religiosos homosexuales que molestaban un joven. Estas cosas pueden hacer perder la vocación a los jóvenes que quedan amargados y desilucionados de la disipación que encuentran en los conventos cuando hacen experiencia vocacional. Por este motivo busco dar a conocer las Congregaciones religiosas buenas, que con su apostolado o solo con su buen ejemplo, edifican las almas de los fieles.

Prefiero no hablar de mi públicamente, también porque el blog podría ser visitado por ateos, masones, modernistas y otros enemigos de la Iglesia que podrían vengarse contra mi. Considero imprudente publicar mi dirección y número de teléfono en el blog, aunque algunos lectores lo conocen. He intercambiado algunos libros y material religioso con alguno de ellos. En fin, no soy una persona misteriosa, busco solo de tener un poco de prudencia. Por motivos de reserva, cuando publico vuestras cartas omito vuestros nombres, limitándome a poner “carta firmada” aun cuando no me habeis expresamente de omitir la firma. Estoy dispuesto s publicar también las cartas de manera anónima, mientras que no contengan ofensas, calumnias y otras cosas moralmente ilícitas.

En privado te he contado algo sobre mí, espero de este modo haber respondido a la pregunta que me has hecho: ¿Quién eres tu, Cordialiter?”

Aprovecho la ocasión para enviarte mis más fraternos saludos en Jesús Buen Pastor y María Corredentora del género humano.

Cordialiter